El Libertador / Crónica

Del río Tinguiririca

Junta de Vigilancia trabaja para enfrentar un nuevo período de sequía

Se iniciaron los bombardeos de nubes con ocho estaciones en la cuenca del Tinguiririca, y se trabaja en mejorar la infraestructura del caudal

Periodista: Abelardo Caroca | Fecha de Edición: 24-05-2013

Zoom

La Junta de Vigilancia inició el bombardeo de nubes con ocho estaciones en cuenca del Tinguiririca, organismo que además trabaja en mejorar la infraestructura de canales para el sector agrícola.

SAN FERNANDO.- Con el objetivo de mitigar un posible año de sequía, la Junta de Vigilancia del río Tinguiririca está trabajando en acciones para enfrentar el adverso panorama.
Entre las medidas adoptadas, se cuenta el bombardeo de nubes que se implementó en la primera lluvia, y el mejoramiento de la infraestructura de captación de aguas, especialmente en las bocatomas para un mejor aprovechamiento y distribución.
La administración de la Junta de Vigilancia del Tinguiririca, tiene a su cargo una superficie que se inicia en plena Cordillera de Los Andes hasta la comuna de Santa Cruz, donde actualmente los regantes del afluente alcanzan seis mil 350 en la citada extensión,  que incorpora unas 47 mil hectáreas de terreno, con cultivos que en su mayoría son frutales, viñas, maíz, hortalizas.
Para hacer frente a esta situación, el gerente de la Junta de Vigilancia,  Miguel Ángel Guzmán, explicó que "estamos preocupados por un posible nuevo año seco,  aunque los  pronósticos también nos indican que podría ser un año normal por primera vez en cuatro años, pero al momento el año es seco, y para hacer frente a eso estamos apuntando a dos o tres temas que nos interesan".
El gerente agregó que su misión fundamental es "aumentar la dotación de agua, y para ello estamos participando y cofinanciando  la estimulación de precipitaciones,  proyecto regional donde en esta cuenca nosotros tenemos ocho estaciones de estimulaciones de precipitaciones distribuidas principalmente en la pre cordillera desde La Rufina aguas arriba, con lo que esperamos tener un incremento de un 10 a un 15 por ciento, en relación a si no lo hacemos".
En relación a la operación de estas estaciones Guzmán señaló que "están operativas, y en el último frente de mal tiempo se hizo la primera operación, así que esperamos que haya más nubes para estimularlas. A nosotros nos interesa en la parte alta para acumular nieve para el verano, y cuando viene un sistema nuboso se bombardea con yoduro de plata desde tierra. Cada una de estas estaciones cuesta entre cinco y seis millones de pesos".

INFRAESTRUCTURA DE CANALES

Otra área de trabajo de la Junta de Vigilancia, es el mejoramiento de los canales, para lo cual existe un plazo de cinco años para obtener los recursos destinados para este fin, lo que según Guzmán, "nos permitirá distribuir y cuidar de mejor forma el agua a los usuarios. Debemos mejorar compuertas, instalar nuevas, tanto de descarga como de admisión; aforadores en línea que nos permitan saber el flujo de caudales, y toda esta inversión  nos permitirá que los regantes tengan una dotación de agua más eficiente".
Según el gerente del organismo, "necesitamos invertir en 35 bocatomas y modernizar las otras en un proyecto que tiene que ser en etapas. Cada bocatoma o compuerta grande en los canales, cuestan entre 200 y 300 millones de pesos,  además de cinco millones por compuerta para el monitoreo permanente o en línea. Son miles de millones  para esta modernización, y es por eso que hay que hacerlo por etapas, y  en ese sentido estamos trabajando en proyectos y postularlos a concursos regionales de inversión,  con lo que estaríamos más preparados para el fenómeno de sequía".

 

Compartir en Facebook

0 Comentarios

Haz tu comentario

Para hacer un comentario debes estar previamente registrado y haber iniciado sesión.