El Libertador / Crónica

Colegio Quimahue

Donde ir al colegio es un gusto

Hace 23 años que este colegio viene educando a personas, desde  entonces ha destacado por la calidad de la educación que entrega y por el clima educativo que se genera en sus aulas

Periodista: Ibania Reyes | Fecha de Edición: 12-11-2012

Zoom

A la fecha  el Colegio Quimahue suma 13 promociones de egresados.

RANCAGUA.- Ir al colegio a aprender, viene a ser la razón fundamental de su existencia. Luego al estar dentro de uno, compartiendo con los compañeros y reconociendo a los profesores, surgen nuevas razones: la amistad, el respeto y el compañerismo.
Estas son las enseñanzas de vida que entrega la época del colegio, conocimientos que complementan a la matemática y al lenguaje y comunicación y que más tarde en la vida de adultos, se manifiestan en la toma de decisiones y en los recuerdos creados, según lo explicaron los profesionales docentes que trabajan en el Colegio Quimahue de la comuna de Rancagua.
En este recinto educacional prima el buen clima escolar, lo que se hace notar en la relación que existe entre los alumnos y profesores, donde  el respeto se demuestra en el trato amistoso que existe entre ellos.
Esto contribuyó a que este año el Colegio Quimahue fuera reconocido por el Ministerio de Educación como uno de los establecimientos con mejor ambiente educacional de Chile, lo que lo posicionó en el "top ten" de los colegios mejor evaluados al respecto.
Este reconocimiento se obtuvo luego que los alumnos de octavo básico contestaron una encuesta incluida en el Sistema de Medición de Calidad de la Educación (Simce) durante el año pasado. Fueron ellos los que determinaron, de acuerdo a ciertos parámetros entregados por el ministerio, que el colegio contaba con un excelente clima escolar, lo que para el gobierno es un antecedente para determinar cómo es el trabajo que se realiza en cada establecimiento.
Así lo explicó el director administrativo del establecimiento, René Serrano, quien agregó que "esto permite mayores logros en el ámbito académico y además es un respaldo al trabajo de formación que realizan los docentes. Esto no significa que no haya problemas, pero sin duda esta respuesta de tus mismos alumnos significa que hay cosas que están bien hechas y que hay que seguir haciéndolas".
Al respecto, el profesor de matemática, Augusto Arauco, relató que "es interesante este proyecto educativo,  me entusiasmó desde el principio. Cuando llegué vi que este colegio cumplía con lo que esperaba de una institución educativa, cuenta con una gran comunidad desde los estamentos superiores hacia abajo, incluyendo a los apoderados, con quienes se trabaja colaborativamente. Existe una muy buena comunicación y hay un apoyo continuo a la gestión del profesor".
Arauco agregó que "aquí no existe ningún tipo de roce entre alumnos y tampoco entre profesores, se trabaja colectivamente y sin pensar en que la gestión de uno le pueda interrumpir al otro, es un buen equipo".
Augusto Arauco, es profesor del Colegio Quimahue desde hace más de 20 años, por lo que ha visto ir y venir a una gran cantidad de estudiantes y en ese sentido, el docente señaló que "espero que a mis alumnos les vaya bien en todo, tanto en su vida emocional como profesional y que todos los esfuerzos que se hacen en el colegio sea en pos de lo que esperan para el futuro".
Para el docente, la educación  integral es importante y necesaria y al respecto señaló que "todo lo que sea aprendizaje para los alumnos, en cualquiera de los estamentos, es bueno. Las diversas actividades extraprogramáticas que se imparten contribuyen a la formación y afianzamiento de sus personalidades, para que sean cada vez mejores humanos, no sólo estamos formando alumnos llenos de contenido, sino que también estamos preocupados de ellos como personas".
La alumna de cuarto medio B, Rocío Astudillo, describió a su establecimiento como "un colegio pequeño pero muy completo, estoy aquí desde primero medio. He participado de los talleres deportivos, ahora entreno fútbol femenino, siempre he tratado de estar metida en estas actividades, antes hacía vóleibol".
En la actualidad esta alumna se prepara para rendir la Prueba de Selección Universitaria (PSU) y sobre ello explicó que "mis expectativas son salir de cuarto y estudiar medicina,  por eso cuido mis notas y me dedico a estudiar para la PSU".
Junto con ello, Rocío Astudillo resaltó que "depende mucho de los alumnos, los profesores dan todo de su parte, tengo varios compañeros que hemos tratado de aprovechar al máximo lo que tenemos en el colegio, además he escuchado comentarios de ex alumnos que llegan a la `U` y se han encontrado que tienen idea de los contenidos, lo que es súper bueno, porque indica que recibimos una buena enseñanza".
HISTORIA DEL COLEGIO QUIMAHUE
De carácter particular, este colegio partió en el sector centro de la ciudad, exactamente hace 23 años, en 1989. Comenzó a funcionar como jardín infantil, poco a poco fue creciendo y derivó a lo que es en la actualidad el Colegio Quimahue.
El crecimiento fue de forma gradual y actualmente los cursos van desde  primero básico hasta cuarto medio y a la fecha suman 13 promociones de egresados, lo que ha significado entregar a la comunidad y a los estudios superiores una cantidad de alrededor de 500 alumnos.
Sus fundamentos se basan en una formación integral de los alumnos, considerando primero el desarrollo de valores humanistas-cristianos, donde se educa en el plano espiritual, luego el área pedagógica. También se fomenta ocupar bien el tiempo libre, a través de todas la actividades extracurriculares existentes.
En ese sentido, el director administrativo, René Serrano, hizo hincapié en que "esto permitiría entregar una buena formación de niños y de jóvenes que van al mundo de la educación superior, este es nuestro objetivo. Entendiendo por educación superior en el amplio rango de posibilidades que el estudiante tiene para escoger de acuerdo a una orientación vocacional, sobre este plano tratamos de que ellos se equivoquen lo menos posible".
Asimismo Serrano explicó que "la espiritualidad está asociada al desarrollo de valores, los que no son propiedad de tendencias  políticas, ni de credos religiosos. Por eso convergen varias ideas para lo que creemos es oportuno difundir. Como por ejemplo: la honradez".
Además añadió que "ese es nuestro proyecto de trabajo, obviamente asumimos lo que el ministerio está planteando y en eso tratamos de estar en la avanzada, hay gente que es profesional ciento por ciento, que maneja los criterios técnicos idóneos  y se trata de aplicar de la forma más pertinente".
En tanto, los apoderados también tienen participación dentro del proceso educativo de sus hijos, para lo que se motiva a las familias a participar en las actividades del colegio.
De esta forma René Serrano resaltó que "la familia es el primer formador de los niños. Cada uno tiene que hacer su trabajo, somos respetuosos con los padres, así ellos también deben serlo con nosotros acerca del trabajo que como profesionales de la educación realizamos".

 

Compartir en Facebook

0 Comentarios

Haz tu comentario

Para hacer un comentario debes estar previamente registrado y haber iniciado sesión.